sábado, 29 de julio de 2017

Primeras vacaciones con un bebé

Cuando nos vayamos de vacaciones El Nuevo tendrá entre 5 y 6 meses. Hace tres años estábamos exactamente en las mismas pero sin hijo de 3 años. Jejeje. En su momento las vacaciones con un bebé nos asustaron bastante. Más que nada los viajes y la organización porque íbamos a cada de mis padres y, por tanto, tendríamos lavadora, cuna y otras ayudas sin las que ha sobrevivido la humanidad pero que ahora vemos indispensables. Moñas que somos. Curiosamente este año estamos menos asustados que en aquel momento. La experiencia es un grado, desde luego, y ahora que tenemos dos hijos estamos más abiertos a planes y viajes. Es eso o morir en casa, supongo. Y de esa experiencia salieron los consejos para volar con un bebé: mierderconsejos bebé en avión edición 1 (con El Santo versión 5 meses de vida) y edición 2 con actualizaciones tras más vuelos y con El Santo contando con un año de edad.

Como soy muy de listas, esto es lo que creo que necesitaremos -y lo que NO- para viajar en avión y la estancia con un bebé. Pero más abajo os dejo aquello que llevaría si fuéramos en coche.

En avión:

-silla/carro: en un viaje corto que vamos a hacer llevaremos el chasis de la silla y el grupo 0+. En nuestro caso es un grupo que se abre, Kiddy Evolution Pro 2 ,  de forma que la contraindicación de no permanecer ahí metido más de dos horas no la tiene, o al menos tanto (lo ideal es capazo hasta que se sienten por sí solos, pero turnaremos con mochila de porteo). Por suerte ya que, si no, tendríamos que cargar con el capazo y el grupo 0+. Según que compañía te dejan facturar una o las dos cosas gratuitamente.

-mochila/fular de porteo: estupendo para las subidas y bajadas al avión así como para respetar siestas del bebé mientras haces turismo. Estoy dudando entre si llevarme la Close Parent Caboo compra estelar para el segundo hijo o la Ergobaby que compramos con El Santo.

-biberón/pecho: para evitar que en el despegue y en el aterrizaje se les taponen los oídos. Si das el pecho, como yo, mejor que mejor porque la teta la llevas puesta 😜.
-baberos desechables: aunque para El Nuevo no, que aún no come, sí para El Santo. Si el bebé estuviera ya con alimentación complementaria me los llevaría también para él.
-botiquín: creo que es importante llevar cosas básicas como gasas estériles, suero fisiológico, apiretal/paracetamol, termómetro... Se pueden comprar allá donde se vaya pero ponte tú de madrugada en una ciudad desconocida a buscar una farmacia de guardia... Esto, en coche, razón de más.
-barra libre de mudas: en el vuelo llevaremos una muda para cada uno, maromo y yo incluidos ya que siempre hay tiempo para que el bebé regurgite.
-muselinas: tanto para si refresca, o nos quieren criogenizar en el avión, como para ir a la playa y poner sobre ella al bebé (o secar a uno más mayorcito). En nuestro caso la usaremos sólo para el fresquete ya que a la playa con El Nuevo no iremos. Lo de bebés y playas... no lo termino de ver. Me parece un sitio poco idóneo y les veo sudar como pollos. A ellos y a los padres arrastrando la silla con las ruedas bien encajaditas en la arena. Todo ventajas, vamos jajaja. Al menos llevadlos en mochila, criaturas. Nuestras muselina favoritas son de Aden+Anais. Creo que son algo más caras que otras pero es algo a lo que yo le doy mucho uso y me merece la pena por su suavidad y durabilidad (las de El Santo están nuevas y las ha heredado el enano de la casa, claro)

-vigilabebés: nosotros hemos reservado un apartamento ya que en una habitación de hotel no estaríamos tan cómodos. Creo que llevaremos el vigilabebés por si no le oímos. En casa de mis padres, que también iremos, ya sé que no se le oirá así que hay que llevarlo.
-pañales y toallitas: esto es un NO. Es decir, sí para sobrevivir al llegar, pero compraremos donde estemos ya que ocupan un montón en la maleta.
-cereales: El Nuevo no toma pero para aquellos bebés más mayores que sí lo hagan es otro NO. En una bolsa zip pequeña puedes meter varias dosis y comprar los cereales en el destino. En nuestro caso compramos unos para El Santo no fáciles de encontrar así que hubiera sido un tostón pero podríamos haber prescindido de ellos  (no tomaba papillas sino un poco con leche) o bien usar otra marca. Para un viaje que hicimos y en el que estuvimos en un hotel utilizamos unos bricks que ya vienen con la mezcla leche-papilla (y bien de azúcar 😖😖 pero nos resolvió la papeleta). No pongo imagen por no hacer publi insana jejeje.
-leche de fórmula: tampoco la usaremos porque El Nuevo toma pecho pero para el viaje llevaría la que viene ya preparada para tomar. Así no hay que andarse mezclando el agua con el polvo y cargas con menos cosas en el avión. Creo que igualmente llevaría dosis (de sobra) en bolsas zip y que compraría en el destino.
- "+1": Si tienes posibilidad de que alguien reciba un paquete en tu destino, es recomendable hacer un envío: maletas, silla de coche si no hay allí... Yo ya lo hice el año pasado ya que no teníamos silla allí y me di cuenta de que ¡me salía más barato enviar la maleta que facturarla! Este año repetimos. Para comparar precios fácilmente utilizo Sendiroo.

En coche:

-sin dudarlo me llevaría la hamaquita, concretamente esta de Babybjorn porque pliega de lujo y no ocupa nada. Cuando nos vamos los fines de semana va con  nosotros como uno más. El Nuevo está supercómodo en ella y nos da mucho  margen de maniobra. Hasta a la piscina la llevamos con nosotros. A El Santo no le gustaba tanto (igual porque empezó a usarla más tarde) pero El Nuevo se pega unos balanceos y siestas (minis, eso sí, así es él) en ella, que da gusto.

-cuna de viaje: pues en mi primera maternidad sí que la usamos pero, por ahora, El Nuevo se resiste a catar hasta la cuna de colecho así que yo sí que me la llevaría pero él no. Ja, ja, ja. 
Este modelo parece la monda lironda por su fácil montaje. Es de la misma marca que la hamaca pero que conste que no es este un post patrocinado.
Esta cuna de viaje es igual de fácil de montar y bastante más barata. Creo que incluso se podría hacer de colecho porque parece que tiene una ventana.
Por si os viene bien de cara a las vacaciones, dejé algunos mierderconsejos aquí:
sobre volar con un bebé de nuestra experiencia volando con El Santo cuando tenía unos pocos meses y sobre volar con un bebé mayorcito con otros consejos derivados de la edad del pollo (año y pico en ese momento) así como de más experiencias a bordo de sus padres.

¿Qué os llevaríais vosotros a un viaje con un bebé? 

9 besos y 1 abrazo

Puedes encontrarme en

Facebook: Nueve meses y un día después

Twitter: @nuevemesesundia

Instagram: @9mesesy1diadespues


Mi casa ;)



Si os mola, podéis compartir el post pulsando la imagen de un sobrecito que veréis justo aquí debajo. O desde cualquiera de mis redes (que tenéis justo más arriba). ¡Os lo agradecería mucho, mucho, muchooooo!😍😍