jueves, 20 de abril de 2017

Facilitadores en la vida con hijos: los dos cestos de colada

Los dos cestos de colada, que suena más limpio que de ropa sucia pero que es igual de cochino, fueron un descubrimiento que me hice a mí misma gracias a un bartolón de casi 9 meses y de una acidez y ardores todo el embarazo que me mataban al agacharme.

Es un mierdertruco muy simplón, que seguramente muchos tengáis en casa. A mí me da mucha pereza tener que sacar toda la ropa del cesto para hacer un estudio de mercado, ver de qué hay más cantidad, si clara u oscura y ya poner la pertinente lavadora. Y embarazada me subía todo al agacharme e incorporarme. Así que decidí comprar otro cesto De esta forma, cada cesto es para un tipo de ropa y voilá, solo hay que abrir las respectivas tapas y, de un vistazo ya sabes de qué ropa hay más cantidad. 

Cuando nació el Nuevo uno de los cestos se reservó para su ropa que al ser de recién nacido se recomienda que se lave aparte, con su jabón especial y patatín, patatán. Pero, llamadme loca, tras dos primeras lavadoras dedicadas a su miniropa en exclusividad y como buena bimadre ya con algo experiencia... ¡estoy lavando su ropa con la nuestra! Ja,ja,ja. Por ahora sobrevive y engorda que da gusto verle así que...
Os digo yo que si sumamos los minutos al año que nos peleamos sacando ropa clara u oscura del cesto no sale, por lo menos, por lo menos, un capítulo de nuestra serie favorita.😜😜

¿Qué os parece este mierdertruco un poco chorra? 

9 besos y 1 abrazo

Puedes encontrarme en

Facebook: Nueve meses y un día después

Twitter: @nuevemesesundia

Instagram: @9mesesy1diadespues


Mi casa ;)



Si os mola, podéis compartir el post pulsando la imagen de un sobrecito que veréis justo aquí debajo. O desde cualquiera de mis redes (que tenéis justo más arriba). ¡Os lo agradecería mucho, mucho, muchooooo!😍😍