miércoles, 16 de noviembre de 2016

Volver a empezar (segundo hijo)

Volverán las oscuras golondrinas. Ay, no que me he liado. Aunque la oscuridad sí que volverá un poco con la llegada de mi segundo hijo (pobretico). Este es un post un poco negro, sí. Y no es por ponerme chunga pero recuerdo la etapa postparto  como terrorífica y según avanza el embarazo voy acordándome de "cositas" que volverán (algunas ojalá no):

-sensación de "no quiero, no puedo, voy a huir" cuando pise el hospital.





-parir (ahí lo dejo; supongo que cada una se acuerda de cómo fue el suyo anterior/es). Últimamente me acecha un acojone sideral con respecto a este tema... Supongo que cuando llegue el momento mi cerebro reaccionará y se adaptará a la situación pero ahora mismo...


-apretujón enfermeril de pezón para ver si sale calostro o no (por esto no paso de nuevo)


-posible hematoma sexuarrrr por los bajos 
-cacagate o terror a ir al baño por primera vez (luego no es para tanto pero ahí están los miedos)
-probable estreñimiento, probables amigas por la zona



-higaditos de pollo saliendo por los bajos
-sentir que se para el mundo (de esto tengo un post en borradores)
-establecimiento de la lactancia (subida de la leche, grietas del horror y ganancia de peso de El Nuevo y a ver si no surgen otras novedades...) 
-duchas efímeras, a la velocidad de la luz (con muy pocas ganas y miedo de limpiar, tocar, rozar la zona 0)
-dificultad de movimiento generalizada
-caos de dónde está la crema del culete, el hierro...
-la cuarentena (concepto que suena tan viejuno como verdadero es)
-no dormir de 2 en 2 horas (esperemos que esta vez El Niño se levante para comer y no haya que despertarle)



-está muy abrigado, está muy desabrigado. Aquí opina hasta la vecina del 5º.



-no hace caca


-cierre de puertas generales a las 21:30 de la noche; hermano mayor mediante claro.
-silencio absoluto, ni moverse en la cama que las sábanas hacen un ruido que ni un martillo hidráulico. Esto lo veo más que imposible teniendo en cuenta que El Santo es un ser ruidoso, como corresponde.

Y todo esto, señoras y señores, con otro pollo en medio, más desorientado, si cabe, él que nosotros. 

Dicen que el segundo es mucho más fácil de parir. Y que el postparto suele ser más llevadero (excepto por los entuertos). Lo jodío debe llegar después cuando tienes que manejar la supervivencia del recién llegado y la pervivencia del que ya estaba.


Pero estoy segura de que lo superaremos. No cabe duda de que la experiencia es un grado y esa sensación de que "mi vida va a ser así para siempreeeee Ooohhhh Dios mío" será más manejable porque ya sé que no, que lo peor siempre está por venir Jajajaja.


¿Albergáis tan gratos recuerdos de la llegada de vuestros hijos? Je,je,je. Estas hormonas están pudiendo conmigo.


9 besos y 1 abrazo

Puedes encontrarme en

Facebook: Nueve meses y un día después

Twitter: @nuevemesesundia

Instagram: @9mesesy1diadespues


Mi casa ;)



Los gifs que intentan quitar hierro al asunto son de GIPHY