miércoles, 9 de noviembre de 2016

Compras para el segundo hijo

Como hemos cuadrado con precisión meridiana el nacimiento de El Nuevo (si todo va bien), no necesitaremos comprar absolutamente nada. Obviamente cachivaches tipo bañera y demás dudo que alguien las compre tras el primer hijo pero, en nuestro caso, al coincidir el sexo y fecha de nacimiento ni siquiera ropa. Gloria bendita. Peeeeero, por supuesto, necesitamos algunas cosas que precisamente baratas no son...

1. Minicuna de colecho

Esto es un poco capricho pero por comodidad. Con El Santo nos dejaron una minicuna estupenda, que podríamos volver a pedir. Pero que sea de colecho creo que me va a facilitar mucho la vida y como bimadre, que queréis que os diga, no estaré para tonterías. 
Esta minicuna de colechoes la que hemos elegido aunque le cambiaremos el mecanismo de enganche a la cama porque va con velcro y no me mola nada. La ventaja que le veo es que la barrera se abate para colechar, es decir, no hay que quitarla. Además es convertible en banquito, escritorio o cesto para los juguetes lo que me parece una forma de amortizar la compra que, de otra forma, en alrededor de seis meses dejaríamos de usar.



2. Fular elástico

Con El Santo utilicé un fular tejido que me dejó mi cuñada. Y me fue divinamente. Después, cuando pesó más le cambiamos a la mochila, una Ergobaby estupenda y más que recomendable regalazo de El Hada Madrina de El Santo. Qué es lo que pasa entonces. Que el fular no aparece. Jajaja. Se lo devolví a mi cuñada y vaya usted a saber dónde quedó. Así que, ya puestos prefiero que sea un fular elástico y una vecina encantadora, bimadre reciente con la que comparto penas y glorias maternales (gracias I) me ha descubierto la mochila-fular Caboo Close Parent  que me ha parecido una maravilla y facilísima de usar. Es como un fular elástico pero con la cruz trasera ya fija y con dos argollas para ajustar la tensión. Hemos estado viéndola en Apego de bebé, una tienda estupenda que también vende online, donde nos explicaron divinamente cómo colocarla y nos ha convencido. Sobre todo porque el padre también la podrá usar, que el fular tejido ni lo olió, y no solo porque a sus espaldas no le diera el largo de la tela; lo de los nudos como que no iba con él.
 



3. Cinturón de embarazada

Ha pasado exactamente lo mismo que con el fular tejido así que me he hecho con este cinturón de Be Safe pero yo quería uno con adaptador para usarse con falda o pantalón así que creo que lo voy a cambiar por uno de Jané con esta opción.
  


4. Silla a contramarcha

El Nuevo utilizará al principio el maxicoxi de El Santo. Cuando por tamaño pase a silla la idea es que herede la de El Santo y que esté pase a otra silla a contramarcha que dure el máximo posible. De todas las que he visto creo que la Besafe Izi plus es la más duradera en nuestro caso. Esta compra la dejaremos para más adelante, ya que no nos hará falta desde el principio y así el desembolso inicial es más llevadero.

5. Patinete para silla de paseo

Esto pensando en que sea medio fácil salir con los dos sola. Aunque no lo tengo muy claro. Hay gente que me ha dicho que son el infierno, incomodísimos para caminar los padres y subir aceras, y hay gente que me ha dicho que gloria bendita. Los que no llevan asiento, como este, son más asequibles. Los que llevan asiento, como este, suben bastante de precio. La verdad es que me gustaría que El Santo probara porque si luego no le va a gustar pues no me gasto ni mucho ni poco dinero. Además, tengo pensado, sobre todo para ir al parque y poder supervisar a El Santo o para ir a comprar, llevar a El Nuevo en el fular y a El Santo en su silla así que igual el patinete es más prescindible y, sobre todo, un cachivache menos. En cualquier caso, cuando nazca el hermanito cumplirá 3 años así que imagino que la silla la usaremos cada vez menos.
 





Y, en principio, esto es todo. Poca cosa pero mucha pasta. 
Algunos pensarán que son cosas prescindibles. Desde luego el cinturón para mí y la silla a contramarcha en ningún caso lo son. La minicuna de colecho y el fular tal vez pero yo velo por mi supervivencia jajaaj. Las noches teniendo otro niño tienen que ser lo más llevaderas posibles y los días, las salidas a la calle, lo más prácticas.

¿Qué comprastéis para vuestro segundo hijo? ¿Me recomendáis alguna cosa en particular?


9 besos y 1 abrazo

Puedes encontrarme en

Facebook: Nueve meses y un día después

Twitter: @nuevemesesundia

Instagram: @9mesesy1diadespues


Mi casa ;)