jueves, 26 de mayo de 2016

Renovación de armario: primavera-verano

Pues nada, ya estamos otra vez y repentinamente, con unos calores que para qué. Llega el verano Así que toca renovar de nuevo el armario a la carrera. De hecho hace varias semanas tuve que salir corriendo a comprarle un par de cosas al enano porque estaba criando pollos en el parque.

Aunque, no es fácil porque la ropa infantil es ideal, de nuevo, he estado seleccionando qué cosas me gustan más para comprar lo justo y necesario procurando que todo pegue entre sí. Como ya he comentado en algún post, no quiero que tenga mucha ropa. En primer lugar porque el dinero que me ahorre en ropa lo gasto en birras libros algo mucho más duradero y útil. Además, evito un consumo absurdo. En segundo lugar porque a él le da igual tener más o menos ropa. En tercer lugar porque creo que, al igual que nos pasa a los adultos, al final siempre tiraría de lo mismo y hay cosas que no le pondría. Vamos, que es tontería. 

Procedo a mostraros las cositas que más me gustaron en la selección online y que me permite ir más a tiro hecho cuando voy a comprar.

Partes de arriba: camisas, polos y camisetas

ZARA Y H&M (la última)

H&M,, ZARA (vertical) y OVS (horizontal) -en el sentido de las agujas del reloj.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Ropa prestada, ni perdida ni estropeada

Ropa prestada, ni perdida ni estropeada.
Cuando alguien espera un retoño, familiares y amigos se ofrecen a dejarle fundamentalmente ropita, pero también juguetes y otros enseres. Aunque algo estropeada sí irá de vuelta, al menos, devolvamos (o recuperemos) aquellas cosas que nos prestan. Ayuda un montón, sobre todo al bolsillo, pero en la vorágine de la vida con hijos, a veces es complicado organizarse y saber posteriormente quién nos dejó qué. Lo que yo hice, que con los móviles superinteligentes es muy fácil, es fotografiar grupos de préstamos por personas; es decir, colocaba juntito pero con todas las prendas u objetos a la vista, lo que me había prestado una misma persona. Así, a la hora de devolvérselo, sería más fácil. En su momento copié la imagen un un documento de word y puse el nombre del prestador. Pero ni siquiera hay que hacer eso. Tan solo hace falta usar cualquier aplicación, de los trillones que hay, para editar la imagen y poner el nombre de esa persona. Las imágenes que podéis ver abajo son de lo que yo he prestado últimamente. ¡Qué caché de madre experimentada da! Ja,ja,ja.


Y hasta aquí el mierdertruco de hoy. Un post breve, sin pretensiones, que tampoco vamos a descubrir América, pero que espero que pueda ser útil

¿Organizasteis de alguna manera los préstamos o tenéis memoria de elefante?


9 besos y 1 abrazo

Puedes encontrarme en

Facebook: Nueve meses y un día después

Twitter: @nuevemesesundia

Instagram: @9mesesy1diadespues

Mi casa ;)



miércoles, 4 de mayo de 2016

Cosas raras de los recién nacidos

Los recién nacido son raros per se, al menos a mí me lo parecen. Con sus anquitas de rana por piernas, su cabecilla pelín deforme, sus cuerpos peluditos cual orangután en algunos casos... Mucho amor, sí, pero además bastantes bebés, menos el mío jajaja, nacen más feos que un pie. Sí, es así; me juego el cuello a que hasta Giselle Bundchen era un jorror neotano.
Pero, además de esto, hay otras rarezas que desconoces hasta que tienes un miniser y con las que flipas y, en algunas ocasiones, te cagas de miedo:



-¡Dios mío, le falta un trozo de cráneo! Que noooo. Esto cuando tienes un hijo lo sueles saber de antemano porque estás ya en modo bebé; pero si tu vida es ajena al mundo bebil, puede que no. Yo lo descubrí con mi primer sobrino. Ese hueco o "bujero" en el cráneo se llama fontanela y es el que permite que salga la criatura por salva sea la parte ya que los huesos, aún no unidos, llegan incluso a superponerse para que el cabezón de la criatura se comprima y pueda atravesar el canal de La Mancha, digo del parto. A mí me pareció igual de largo que aquel, la verdad. Da un poco de yuyu porque si se lo tocas late... Pero se va cerrando y en las revisiones el pediatra va controlando que lo haga con normalidad. No problem.

- Les cantan los pies como Antonio Molina. Un tema hormonal será pero me acojonó pensar en las pezuñas de adolescente. Luego pasó.